¿Realmente se escucha al alumnado?

Niños y niñas nos cuentan que muchas veces los centros educativos no son espacios protectores e inclusivos (informe Érase una Voz). No escuchar a niños y niñas cuando denuncian una situación de acoso escolar en la escuela y utilizar expresiones como “son cosas de niños”, genera en la infancia desconfianza hacia el profesorado y puede derivar en que normalicen comportamientos violentos.

Este curso escolar está siendo todo un reto. En la vuelta al cole se han tomado medidas que les afectan directamente. Realmente, ¿han sido escuchadas sus voces? ¿se les ha tenido en cuenta para atender sus problemas y propuestas? Debemos tener presente que niños, niñas y adolescentes están capacitados para contribuir a que la escuela sea un espacio seguro en esta era COVID.

Pero… ¿Realmente sabemos escuchar y tomar en cuenta las opiniones de niños, niñas y adolescentes? La participación y la escucha no se aprenden a través de un texto o memorizando una lección, sino que se aprende desarrollándola desde un espacio real de práctica en la toma de decisiones.

Gracias a la escucha activa se promueve el diálogo, el aprendizaje y la empatía, elementos básicos para la prevención y resolución pacífica de conflictos. Posiciona a niños y niñas como sujetos de derecho, favoreciendo su autoestima, empoderándoles y permitiéndoles cuestionar el adultocentrismo.

Por eso desde EDUCO en este curso escolar acompañaremos a centros educativos en la creación de Clubs de la Escucha que promoverán acciones de mejora relacionadas con la escucha activa.

¿Quieres Activar la Escucha en tu centro educativo?

Echa un vistazo a los debates en la Comunidad de Centros Educativos Activa la Escucha.

Si quieres poner en marcha el proyecto para crear un Club de la Escucha en tu centro déjanos tu correo de contacto: te informaremos de los pasos a seguir para ser Centro participante y te mantendremos al día de las novedades de la campaña.


    Quiero información sobre cómo ser Centro Participante en Activa la Escucha

    Acepto recibir comunicaciones de Educo.

    La escuela, como institución de promoción y desarrollo de los derechos de la infancia, debe establecer mecanismos para que los niños y las niñas participen y expresen sus preocupaciones, deseos y opiniones. La libertad de opinión y expresión, igual que el derecho a ser escuchados adecuadamente, son derechos recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño.

    ¿Te ha gustado? ¡Compártelo!