¿Tiene voz la infancia en las políticas públicas?

No escuchar a la infancia y no tener en cuenta sus opiniones genera indiferencia y puede provocar falta de interés en la participación democrática cuando sean mayores…

“Total, ni me hacen caso ni puedo votar… pues de mayor ¡paso!”.

Los niños y niñas nos están diciendo de forma clara que la clase política no los escuchan ni les tienen en cuenta en sus decisiones.

Escuchar a la infancia es tener en cuenta sus opiniones y propuestas a la hora de redactar leyes, de ejecutar programas, de decidir presupuestos cuando les afectan directamente.

Escuchar a la infancia es hacerla protagonista de las soluciones a los problemas de su entorno, darle espacios y oportunidades para desarrollarse plenamente.

Por esta razón, desde Educo hemos mandado un kit de la escucha a nuestros representantes políticos de parte de niños y niñas para que recuerden escuchar a la infancia en los asuntos que les afectan y así contribuir al cumplimiento de los Derechos de la Infancia.

Test representantes políticos

Un test para valorar la escucha que hacemos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

¿Quieres ver qué elementos tiene el kit de escucha?

Maceta con semillas, para plantar la «escucha activa en el Congreso»

Como representantes de la sociedad, les piden que siembren la escucha activa en el Parlamento, sede democrática por excelencia, que debe ser un ejemplo de cómo dialogar y trabajar juntos por el bien común.

El botón rojo: activa la escucha a la infancia.

Según el Informe de Educo “Érase una Voz”, el 65% de los niños y niñas entrevistados opinan que las personas adultas piensan que ellos son menos importantes y no los tratan como personas con derechos.

Tal y como recoge el artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño: “niños y niñas tienen el derecho a expresar su opinión en todos los asuntos que les afectan”.

Por esta razón, cuando pulsas este botón rojo se oye la voz de un niño: “Cada vez que escuches a un niño o niña aprieta el botón de la escucha activa. Gracias”

Una lupa para ver el ‘adultismo’

Se produce ‘adultismo’ cuando las personas adultas ponen en duda las capacidades de niños y niñas por tener menos años de vida. La lupa sirve para ver unas frases diminutas que simbolizan estas actitudes y que tanto daño hacen a la infancia: “Calla y escúchame”, “Eres demasiado pequeño para comprenderlo”, “Yo sé lo que es mejor para ti”.

La llave y “La Voz de la Infancia”

El kit incluye también una llave para que la política ABRA espacios de escucha y se tome en cuenta a la infancia para descubrir los problemas que le afectan directamente, y se tomen las decisiones contando también con su opinión.

El estetoscopio que escucha al corazón

Y por último, un estetoscopio para que los políticos recuerden escuchar a niñas y niños  desde el corazón y les ayuden a que desde la política se tenga presente lo que piensan y sienten.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!