Hace un mes que empezó el curso escolar, una vuelta al cole que nos ha preocupado y nos sigue preocupando por el contexto inédito en el que está teniendo lugar. Toda la comunidad educativa, docentes, sindicatos, padres y madres, representantes políticos, han opinado sobre el tema, pero ¿dónde está el alumnado? Una vez más, sorprende que sobre los temas que afectan a la infancia todos opinamos, pero en pocas ocasiones los tenemos en cuenta.

Para luchar contra la pandemia y ganar la partida es necesario que toda la ciudadanía, toda, conozca con detalle las normas de higiene y sanidad, saber cuidarse y cuidar a los otros para evitar los contagios. Los niños, niñas y adolescentes son parte de esta sociedad que ahora necesitamos que este activa y alerta para lograr el bien común.

En consecuencia, la información dirigida a ellos debe ser clara, adaptada a su grado de madurez y a sus capacidades y disponible a través de los medios a los que ellos y ellas pueden acceder de forma cotidiana. Por ejemplo, a través de canales dirigidos a la infancia como CLAN TV o redes utilizadas mayoritariamente por adolescentes como Instagram.

Nuestro futuro como ciudadanía democrática depende de los niños, niñas y adolescentes.

Esta crisis sanitaria va a cambiar sus vidas y mucho, por lo que además deben ser escuchados a la hora de tomar las decisiones políticas en los ámbitos, estatal, autonómico y municipal. Organizar comparecencias políticas dirigidas a ellos, utilizar consejos infantiles, foros de infancia y adolescencia como interlocutores, podrían ser buenos ejemplos de soluciones para que sean tenidos en cuenta como actores clave en el diseño de las agendas políticas. Nuestro futuro como ciudadanía democrática depende de ellos y ellas.

La pandemia ha convertido el curso 2020/2011 en todo un reto pero también en una oportunidad para repensar el ámbito educativo. La infancia y adolescencia está capacitada para contribuir a la organización de la escuela post-COVID-19. A través de sus recursos y potencialidades pueden aportar propuestas viables que sean parte de la solución. Su presencia en los grupos de coordinación para abordar la pandemia y su participación activa en el caso de una vuelta a la educación a distancia son imprescindibles para superar esta prueba de la que depende el futuro de toda una generación.

Derechos de imagen: Stockio.