Psst, psst… ¡Activa la Escucha!

Chicos y chicas piden ser escuchados y tenidos en cuenta en los problemas que les afectan o les puedan afectar. Así nos lo contaron en el proyecto Érase una Voz II y así lo recoge la Convención sobre los Derechos del Niño:

Artículo 12. 1. «Los Estados parte garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio, el derecho de expresar su opinión libremente en todos los asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño»

La escucha

Con una escucha verdaderamente activa

  • Se potencia la autoestima

  • Se estimula el lenguaje

  • Se favorece la comunicación bidireccional

  • Se adquiere información relevante

  • Se amplía el conocimiento y las referencias culturales

  • Se estimula el pensamiento crítico, cuidadoso y creativo

  • Se cultiva la amistad y las buenas relaciones personales

  • Se favorece el camino hacia la igualdad y reparto de poder

  • Se contribuye a crear un ambiente de paz

  • Se toman mejores decisiones individuales y grupales

  • Se facilita una convivencia democrática

  • Se favorece el CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA

¿Qué busca Activa la Escucha?

Que las personas adultas dejemos de hacernos “las sordas” y comprendamos de una vez que las sociedades pacíficas, inclusivas y plurales se construyen con opiniones de toda su ciudadanía, también con las voces de niños y niñas. Para ello, alumnado de entre 10 y 14 años junto con su profesorado, nos ayudarán a abrir bien las orejas. 

¿Quieres Activar la Escucha en tu centro educativo?

Si quieres poner en marcha el proyecto para crear una Comunidad de Escucha en tu centro, déjanos tus datos y te enviaremos los materiales didácticos. Te informaremos de los pasos a seguir para ser Centro Participante y te mantendremos al día de las novedades de la campaña. 



    (Recibirás un E-mail con un link para poder descargar los materiales, si no te llega revisa tu carpeta Spam)